Libros 2015

Una lista de los libros que leí a lo largo del 2015.

Tech

 

  • Code (Charles Petzold): se trata de una explicación del funcionamiento de un computador empezando por lo más básico (bits, codificación, puertas lógicas) y terminando por los lenguajes de programación. Es poco interesante para quien tenga un conocimiento mínimo sobre el tema y la explicación sobre la programación en ensamblador me resultó demasiado tediosa.
  • Rapid development: Taming wild software schedules (Steve McConell): se enfoca al desarrollo de software bajo presión de tiempo, describiendo los principios, técnicas recomendables y fallos habituales. Creo que está escrito desde un único punto de vista de una empresa grande y con recursos, y que algún contenido puede haber envejecido mal (la bibliografía, o las referencias a lenguajes o herramientas ya sobrepasados) pero sigue mereciendo la pena leerlo.
  • Effective Python: 59 Specific Ways to Write Better Python: Sirve para iniciarse en aspectos de Python que suelen quedar fuera de las típicas introducciones. No profundiza demasiado y lo enfoque desde un punto de vista práctico y probablemente sea necesario complementarlo con lecturas más detalladas y completas.
  • Soft Skills: The software developer’s life manual (Sonmez):
    Pretende ser un libro sobre los aspectos no técnicos de la profesiṕn de programador. Se divide en siete temas (Carrera profesional, marketing personal, aprendizaje, productividad, cuestiones financieras, ejercicio y espíritu). Me resulta incomprensible que no haya más críticas negativa en los lugares habituales, porque a mi me parece un libro bastante malo. Primero, por su estilo: cada capítulo de cinco páginas podría resumirse en dos o menos. Por desgracia, es muy común entre los generadores de contenido de hoy en día ese estilo repetitivo e hinchado.
    Segundo, porque el libro destila un aroma neoliberal desagradable, donde el objetivo es trabajar diez o doce horas diarias durante algunos años, para asegurarte un retiro con el suficiente dinero en el bolsillo como para seguir tu tren de vida. Quizá tu objetivo no sea hacerte rico, (aunque sea de modo honrado) para retirarte a escribir libros sobre cómo hacerse rico.
    Tercero, porque no se habla de cuestiones éticas en el trabajo, de la comunicación, de las relaciones personales ni del papel social del profesional.
    Cuarto, porque está bien que demuestre que el marketing personal puede llevarse a cabo  creando contenido e introduciendo algo de autobombo de vez en cuando. Pero si pago por un libro no es agradable encontrarse URLs al blog del autor salpimentado el texto, links que por otra parte tienen todavía menos sentido si el libro se lee en papel.
    Un quinto punto, aunque el autor no es culpable,  respecto a las cuestiones económicas y laborales. Mi experiencia no es muy amplia, pero los consejos para las entrevistas pueden no ser los ideales dentro de la cultura empresarial española, y los consejos relativos a cuestiones económicas (stock options, inversiones, pensione…) no son válidos para España  debido a las diferencias en cuanto a costumbres y legislación. A  mayores, me sigo preguntando  qué hace un capítulo sobre inversión inmobiliaria en un libro para profesionales de la informática.
    No todo es negativo: la visión la carrera de uno mismo como negocio puede ser una buena guía para los programadores que aún no han reflexionado sobre profesión. Pero para obtener dicha visión vas a tener que tragar bastante contenido superfluo.
    Otros libros que tratan sobre algunos temas presentes en este libro:
    El Libro Negro del Programador, Becoming a Better Programmer, The Passionate Programmer y The Healthy Programmer
  • Expert T-SQL Window Functions in SQL Server (Kathi Kellenberger; Clayton Groom): Está escrito a modo de tutorial, pero muy completo. Sucinto y al grano.
  • Becoming a better programmer (Pete Goodliffe): Nada que no se haya escrito anteriormente (al menos la primera parte). Intenta ser divertido, y a veces lo consigue. Además de el contenido, plantea cuestiones para reflexionar, en consonancia con su objetivo de servir como guía para grupos de discusión, reuniones, formación… A partir de la tercera parte el contenido se hace más mas interesante, pero aún así no profundiza demasiado en ningún tema.
  • Programming pearls (Bentley): Recopilación de una serie de artículos sobre programación, que siguen una secuencia temática. Incluye ejercicios y cuestiones que ayudan a profundizar en los temas: algorítmica,  requisitos, optimización, etc. En general enfoca los temas desde un bajo nivel. Aunque los ejemplos de código parte de pseudocódigo, están pensados y evolucionan hacia C.
  • Pragmatic learning & thinking – refactor your wetware (Andy Hunt): versa fundamentalmente sobre modelos cognitivos, aprendizaje y técnicas relacionadas con el conocimiento. A pesar de que los intentos de describir el funcionamiento de la mente me parecen demasiado reduccionistas, la parte más práctica del libro si resulta de interés, sobre todo la visión del aprendizaje y la práctica consciente,
  • Refactoring to patterns (Kerievsky): tras la lectura de Refactoring no estoy seguro que una nueva aproximación a la refactorización paso a paso sea útil, aunque esté enfocada a lograr patrones de diseño. A pesar de que los ejemplos del libro son casos reales, no se acercan a lo que me encuentro en mi día a día. Es recomendable, pero mucho menos que el libro de Fowler.
  • The Healthy programmer (Joe Kutner): sobre los problemas de salud derivados del uso continuado del ordenador, prevención y soluciones. A pesar de las múltiples referencias médicas (http://healthyprog.com/references.html) no logra quitarme la sensación de ser básico en la exposición, e incluso poco concreto en algunos temas, como el de la alimentación. Los ejercicios físicos propuestos son bastante básicos, y no creo que mejoren la condición física de casi nadie. Flojillo.
  • El Libro Negro Del Programador (Rafa G. Blanes): http://www.ellibronegrodelprogramador.com/ El autor tiene buenas intenciones, pero la estructura del libro me parece sumamente confusa. Son reflexiones personales, y eso puede animar a la digresión. La impresión que me da es que cada capítulo trata de varios temas a la vez no siempre relacionados. El capítulo dos, por ejemplo, toca a un mismo tiempo el tema del ambiente de trabajo y la ausencia de planificación. Por otra parte un editor le vendría de perlas: hay múltiples errores de puntuación, estilo, tono y redacción (el capítulo 3 es sonrojante). Otra cuestión es el tono: las sentencias absolutas (sempre, nunca, jamás, fundamental…) deberían cobrarse caras. A pesar de que esta crítica pueda parece dura, quedan otras muchas cosas interesantes en este libro, pero otros parecen más centrados y mejor redactados.
  • The Passionate Programmer (Fowler Chad): interesante libro sobre el  progreso profesional del programador, centrándose en la parte de márketing (sin convertirte en un vendehumos), las relaciones con el entorno de trabajo, la formación, la actitud ante el trabajo… Aunque pueda que no todos los temas sean aplicables por aquello de que el mercado de trabajo cambia a un lado y otro del Atlántico. Es uno de los mejores libros sobre que he leído sobre el tema. Proporciona tareas concretas para poner en práctica la mayor parte de las ideas descritas.

No tech

 

  • En el piso de abajo (Margaret Powell): boceto de la vida de las clases bajas en la Gran Bretaña previa a la guerra. Pocas pretensiones estilísticas.
  • 23 cosas que no te cuentan sobre el capitalismo (Ha-Joon Chang): tibio argumentario antiliberal (pero pro capitalista) un tanto repetitivo, pero de lenguaje accesible. Escasa bibliografía y argumentos no siempre de apariencia sólida.
  • El hombre en busca de sentido (Flankl): descripción en primera persona de los campos de concentración desde el punto de vista sicológico. La segunda parte, en la que se describe la logoterapia, resulta menos interesante. Poco sensacionalista, un ligero toque judeocristiano y muy recomendable.
  • Organízate con eficacia (David Allen): descripción del método Get Things Done creado por el autor, suficientemente hinchado como para que se pueda vender con forma de libro. Abundante autobombo. Como método no sé si es interesante, pero plantea algunas ideas que son efectivas.
  • Desobediencia civil y otros escritos (Thoreau): conjunto de los ensayos escritos sobre el compromiso ético del ser humano y su enfrentamiento con las leyes y usos. El estilo no es fácil, y las referencias culturales lo hacen más complicado, pero el contenido merece el esfuerzo.
  • La catedral de Turing (Gerorge Dyson): A pesar del título y la foto bajo la sobrecubierta, el libro relata la construcción del ENIAC, la vida de John von Neumann, los primeros años de Instituto de Estudios Avanzados de Princeton y el proyecto Manhattan. Son demasiados temas y realmente no sigue el hilo de ninguno, así como tampoco una secuencia temporal estricta. Las digresiones sobre la vida y el universo digital me resultan tediosas y poco fundamentadas, y las explicaciones sobre el funcionamiento de la máquina o los conceptos computacionales son poco didácticos. El estilo es aburrido. Le salva que la historia que cuenta y los personajes que la protagonizan son radicalmente atractivos.
  • El desastre del Essex (Owen Chase y otros): Me entero del próximo estreno de una película inspirada en el tema, así que leo el ejemplar que tengo desde hace años. El estilo de las narraciones es el que cabe de esperar de la época (sensacionalista) o el objetivo (diarios personales). Leer la misma historia contada dos veces (y media) no se hace aburrido, sino que resalta lo curioso de omitir o profundizar en detalles según conveniencia. En cualquier caso, mucho mas interesante, por la cantidad de detalles, la narración del grumente.
  • El planeta americano (Vicente Verdú): oscila entre la mera descripción de la cultura y usos americanos y una crítica a la misma feroz y subjetiva, a pesar de la avalancha de datos sin citas ni comparativas. Mantiene la teoría de que la cultura americana invade Europa, sin analizar el cómo ni el porqué. Desgraciadamente se olvida de mencionar las partes buenas o el origen del way of life. Sigo buscando un libro que describa la América, los distintos aspectos de su modo de vida, su historia, política y cultura.
  • En costas extrañas (Tim Powers): ameno, pero algo cansino. No me llegó a enganchar, y hay partes bastante aburridas.
  • El llano en llamas (Juan Rulfo): magníficamente escrito.
  • Ensayos: (Michael de Montraigne): [pendiente de terminar] me siento incapaz de comentar este libro. Aún no sé si es un compendio de desvaríos sin estructura y lleno de citas de una erudición cansina, o una joya del humanismo llena de reflexiones filosóficas. Elegí esta traducción por descarte.
  • Un Paseo Por El Bosque (Bill Bryson?: No es, desde luego, del mismo estilo que ‘Una breve historia…’. Sólo en ocasiones retoma los datos enciclopédicos y la admiración por el mundo, las biografías concentradas y atrayentes de personajes brillantes o curiosos, y las citas de vete tu a saber que oscuro autor. Pero es una lectura divertida y más humana que otros textos de Bryson. Resultó ideal para descansar durante la lectura de los ensayos de Montaigne.
  • Cómo vivir o Una vida con Montaigne en una pregunta y veinte intentos de respuesta (Sarah Bakewell): genial descripción de la vida, momento histórico, personalidad y pensamiento de Montaigne. Ofrece un contexto para entender mejor la obra del autor, descubrir nuevos niveles de lectura y cómo enfrentarse a unos textos de otro modo difíciles de interpretar. A pesar del título, no tiene nada contenido de autoayuda. Algunas partes son especialmente entretenidas (Descartes y Pascal no salen bien parados). A partir de su lectura es inevitable encontrarse en el texto de Montaigne  con ciertos elementos que estaban ocultos en los textos: los animales, los consejos sobre resolución de conflictos y la autocrítica algo condescendiente. Pero también hay que tener en cuenta (y esto no lo menciona Bakewell) la posición económica y social del autor, que le permite adoptar posiciones éticas probablemente con más facilidad que a sus trabajadores.
  • La isla del tesoro (Stevenson): muy entretenido, aunque no llegué a percibir la profundidad de la interpretación que algunos le otorgan, salvo forzándola. Es una pena que el cine haya grabado en nuestras mentes una imagen ya mascada de piratas, barcos y tesoros, porque transforma su lectura en una experiencia demasiada cinematográfica, y nos impide vivir a nuestra manera lo que vamos leyendo. Aún así es fantástico y muy recomendable.
  • Los innovadores (Walter Isaacson): [pendiente de terminar] historia de los ordenadores, centrada en discernir quién realizó las aportaciones más novedosas a su evolución. No profundiza demasiado en cada uno de los personajes (exceptuando, quizá a la historia de Ada Lovelace o Bill Gates) pero vale como introducción. Desde luego, es más lineal y claro que La Catedral de Turin. Me gustó especialmente la parte final, dedicada a los orígenes del mundo del software comercial e internet.

Estoicismo

Del mismo modo (aunque de modo más minoritario) que el budismo y otros movimientos filosoficos-espirituales, el estoicismo parece que tiene un sorprendente resurgir. Así que a lo largo de 2015 decidí leer algunas cosas sobre el mismo.

 

  • Un manual de vida (Epicteto): Se tratan de textos breves, una especie de apuntes de un alumno sobre a pesar de su brevedad necesario leerlo con más detenimiento. Válido como primera introducción.
  • Meditaciones (Marco Aurelio): elijo este libro debido a las múltiples recomendaciones en blogs americanos. Sin embargo es un libro muy difícil, al tratarse de un  conjunto de textos sin conexión temática o hilo argumental, muchos de ellos oscuros y de difícil interpretación. Abandonado.
  • Sobre la tranquilidad del alma, Sobre la brevedad de la vida, Sobre el ocio, Sobre la firmeza del sabio (Séneca): buen sustituto de las Meditaciones para iniciarse en el estoicismo., aunque al contrario que aquél, éste se centra de modo exclusivo en los aspectos éticos. Su lectura me resultó muy agradable, muchas notas a pie de página (a veces repetitivas, pero permite leer en cualquier orden). La  introducción es muy interesante, salvo la parte de análisis bibliográfico. La conclusión: en dos mil años de historia la naturaleza humana no parece haber cambiado demasiado. Posteriormente  leí una selección más amplia de los diálogos en una traducción, puede que más cercana al original, pero de estilo menos moderno.
  • A guide to the good life (Irvine): reinterpretación de la ética estoica en clave moderna. No se adhiere estrictamente a las ideas originales (es difícil sostener la admiración estoica por el suicidio, por otra parte) pero resumen los conceptos más importantes de los autores. Planteado, quizá, excesivamente como un libro de autoayuda. Véase: http://boingboing.net/2010/10/29/twenty-first-century-3.html http://boingboing.net/2010/10/27/twenty-first-century-2.html http://boingboing.net/2010/11/01/twenty-first-century-4.html
  • Cartas Filosóficas (Séneca): comprado y leído antes que el siguiente.
  • Séneca: [pendiente de terminar]  esta edición de la obra filosófica incluye todas las consolaciones, todos los diálogos (salvo Sobre la Clemecia y De los Beneficios, cosa que no indica), la Apocolocintosis y una selección más completa que la anterior de las Epístolas a Lucilo.
    En general los diálogos y consolaciones son libros bastante repetitivos. Tras leer los originales, las reinterpretaciones del estoicismo moderno son selectivas en cuanto a los temas, y parecen centrarse sólo en algunas prácticas estoicas, pero no en un análisis de su contenido, razonamiento y cómo los propios estoicos lo pusieron en práctica. Por otra parte, leer en Séneca una y mil veces que el dinero no es lo principal y que no debe subyugarse al poder, se contradicen con su propia vida, puesto que era sospechosa e inmensamente rico, y que adulaba cuando le convenía al emperador de turno. Tanto como que él mismo intenta justificarse en alguno de sus tratados. En castellano moderno se diría que era un hipócrita e inconsecuente.
    Con mucho y en cualquier caso, lo que mas merece la pena son sus Cartas a Lucilo. La selección más breve que leí al principio del año está bien, pero la lectura de la selección más amplia es una gran experiencia, menos repetitiva que los diálogos, más fresca y muy recomendable. No te dejes guiar por las citas utilizadas por activa y por pasiva: la inmersión en los matices y contradicciones del estoicismo bien merece la pena el esfuerzo.

 

 

 

Anuncios
Publicado en Libros

Deixa a túa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: